Descubre el mundo, que no lo descubran por ti.

14 Abr

 

DSC_0261

Cuando la gente me pregunta que porqué viajo como viajo, sintiéndome una auténtica trotamundos siempre les digo que para mí no es lo mismo subir a un avión y cuando llego a mi destino y pongo los pies en la tierra, no puedo comparar la sensación de libertad que siento al estar en un lugar desconocido y poder ir hacia donde me apetece, con plena libertad, sin depender de nadie ni de horarios ni de nada, comiendo cuando y donde quiere, cambiando de opinión casi a cada hora de lo que haré mañana, ya no mañana, dentro de un rato, poder grabar en mi memoria ese paisaje sin prisa, a su debido tiempo,  hablando con tranquilidad con un lugareño que se cruza en nuestro café y siente curiosidad por nuestra cultura, tanto o más que nosotros por la suya…  Esa libertad y esa sensación de volar hacia donde me apetece y que siento cuando viajo, ese poder de decisión que todos tenemos de hacer lo que queramos.

DSCN3196

No es lo mismo que llegar a destino y que nada más bajar del avión haya alguien esperándote con un cartelito a la salida del aeropuerto, te suban en una furgoneta y te lleven a tu hotel, no sin antes decirte a qué hora pasarán a recogerte para llevarte hasta esa calle tan famosa y a la que siempre habías querido ir, y cuando llegas tu guía coge el micrófono y os dice que tenéis unos quince minutos antes de volver al autobús, que si no a la hora de comer no llegaréis al hotel, (y hoy hay menú especial!) y vuestra sorpresa es que después de ese minúsculo intervalo de tiempo, en el que no has podido ni llegar hasta el final de esa calle con la que tanto tiempo habías soñado, te subes al autobús y en vez de llevaros al hotel hacen una parada en mitad de la nada, donde solo hay una tiendecita que venden cosas ridículas y donde os paran casi una hora para que compréis las cosas más absurdas que os podáis imaginar y a precios desorbitados….

Es por eso y por un sinfín de cosas más que viajo como viajo, sintiéndome una auténtica mochilera, conocedora sin fondo de todos los países a los que viajo, empapándome de la magia de cada uno de ellos, siempre sin prisa… a su debido tiempo.

DSCN3416

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *